Carta a los Reyes Magos

reyes magos 2018
Se acerca la Navidad y llega el momento de escribir la carta a los reyes magos (bueno, uno de nosotros es más de Santa Claus). Pero este año tenemos un problema. No sabemos que pedir.

El año pasado por estas fechas estaba saliendo de imprenta nuestro tercer juego, el Castillo del Terror. En Mayo había visto la luz Mascotas, que en apenas 5 meses tuvo que reeditarse y también había salido adelante la campaña de crowfunding de Metalcorps.

Por aquel entonces, nos parecía un sueño que nuestro primer juego estuviera funcionando tan bien. En nuestra mente estaba pedirle a los reyes que en 2018 el Castillo del Terror también le gustara a la gente, y que Mascotas siguiera funcionando al mismo ritmo. “¡Ojo que ya hemos vendido 3.000 copias, mucha gente más dispuesta a comprarlo no puede haber” decíamos ante el nuevo pedido a fabrica.

También estaba en nuestra carta sacar algún juego nuevo y conseguir “engañar” a algún otro autor además de a nuestro querido Manu Sanchez , que siempre será el primero que se subió al barco. Puestos a seguir pidiendo cual niño caprichoso, que nuestros juegos se pudieran comprar en más tiendas (eso de no poder dar respuesta a “¿Dónde puedo encontrarlo en XXX?” nos mataba) y en el culmen de los sueños, que la final del premio a juego infantil del año de Lex Ludi Malacitana, donde se coló Mascotas, no fuera la última que pudiéramos jugar (aquí somos muy del atletico y lo de ganarlas ni entraba en la ecuación).

Pero sobre todo, lo que le pedíamos a los reyes para este año que en unas semanas acaba, era seguir jugando como niñ@s y que muchas familias pudieran hacer lo mismo con nuestros juegos. Sin importar la edad de sus miembros, ni la cantidad de cosas que los más talluditos tenemos en la cabeza. “Mientras sea divertido, esto merecerá le pena” nos decíamos por si en nuestro segundo año las cosas no salían tan rodadas.

Y eso es nuestro problema ahora. Que con todas las cosas buenas que nos han pasado en 2018, ni el más caprichoso de nosotros se atreve a poner nada en la carta, que no sea un enorme GRACIAS.

GRACIAS porque ya son 12.000 las familias que han adoptado a nuestro chihuahua y compañía, haciendo que Mascotas venda muchas más de esas primeras 3000 copias (está visto que como adivinos no tenemos precio).

GRACIAS porque el Castillo del Terror también ha encontrado un hueco en miles de corazones de pequeños aventureros que cazan monstruos sin parar.

GRACIAS porque Rainbow nos ha permitido introducir a los más pequeños en sus primeros juegos de mesa, y Hungry Shark está poniendo a prueba la velocidad mental de niños y mayores.

GRACIAS porque unos caracoles, piratas y personajes de cuento se han unido al sueño de esta pequeña familia atómica y nos ayudan a jugar más todavía. Y ojo, que descubrir a las tres pedazo de personas (además de autores) que se han sumado a nuestra editorial, ha sido una de las mejores cosas que nos han pasado. Vivir el DAU con ellos ha sido espectacular y nos llevamos alguna anécdota de esas que te hacen llorar (¿verdad Eugeni?).

GRACIAS porque para el año que viene, tenemos un catalogo de juegazos tanto de autores noveles (que pronto serán grandes) como de otros que antes admirábamos desde lejos y ahora nos confían sus proyectos.

GRACIAS porque en cada feria, en cada jornada, en cada ratito con blogers, youtubers o personas anónimas, hemos recibido un cariño que es la mejor gasolina para continuar. Lo del premio Mejor Juego Familiar Español que le dieron en la Board Game Convention al Castillo del Terror, ya fue el remate, para que os vamos a engañar.

En resumen, que GRACIAS, MUCHAS GRACIAS, porque 2018 no solo ha sido divertido. Ha sido espectacular.
Lo dicho, en nuestra carta a los reyes magos, no nos atrevemos a pedir más. Así que gracias a todos y Feliz Navidad.

ÁTOMO GAMES…jugando como niñ@s

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *