Magus Novatus. Entrevista con Pablo Jiménez (autor)

Magus Novatus. Entrevista con Pablo Jiménez (autor)

PABLO JIMÉNEZ. AUTOR DE MAGUS NOVATUS

Hoy entrevistamos a Pablo Jiménez, autor de nuestro juego “Magus Novatus” en el que lucharemos por ser admitidos en la prestigiosa escuela de magia Ludika.

Buenos días, Pablo. Acaba de salir tu último juego, Magus Novatus, así que la primera pregunta es sencilla. ¿Por qué un juego de pociones?

Buenos días, amigos. Lo primero es que creo que el tema de la magia resulta muy interesante y llamativo para cualquier tipo de público. Y por otro lado, en su momento pensé que esta mecánica de set collection y toma de decisiones sobre una matriz era muy similar a la de combinar pociones para realizar hechizos. Por ello, consideré que la competición entre magos aprendices era una temática muy acorde a la mecánica que ya había establecido en el prototipo (al principio, papelitos con números y colores).

¿Qué le dirías a alguien que no conozca Magus Novatus para que se decidiera a jugar una partida?

Que es un juego muy divertido, asequible, con reglas muy sencillas, pero con una estrategia que puede llegar a ser tener su complejidad si quieres exprimir todas las posibilidades del juego. Es  una mecánica original de set collection que lo hace muy adictivo, junto a unas ilustraciones geniales de Zaviev que lo convierten en un juego muy bonito visualmente.

Además, el juego consiste en intentar entrar en una escuela de magia… ¿y a quien no le gustaría conseguirlo? Hemos preparado hasta una “invitación” oficial para el que quiera usarla para invitar a los niños (y adultos) a jugar una partida

 

Cuando creas un juego, ¿primero temática, mecánica o lo que surja?

Normalmente primero desarrollo una mecánica interesante y siempre intento que aporte algo original. A partir de ahí y tras algunos testeos individuales, si veo que puede haber un futuro juego, intento buscar una temática que combine bien. Esto no quiere decir que en algunos casos no haya comenzado por un tema que me resulte interesante y luego haya añadido la mecánica. Sin embargo, como digo, me siento más cómodo partiendo de la mecánica.

El año pasado (2019) fuiste premiado como el mejor autor del año. ¿Qué significó para ti en tu trayectoria como autor?

Pues fue un momento genial, guardo muy buen recuerdo de ese fin de semana en la Board Game Convention celebrada en Torremolinos. Realmente hace mucha ilusión cualquier tipo de reconocimiento por el trabajo realizado, pero es eso, un reconocimiento. Al final el objetivo es que la gente disfrute con tus juegos y eso es lo que tiene más valor para mí.

 

Hemos preparado hasta una “invitación” oficial para el que quiera usarla para invitar a los niños (y adultos) a jugar una partida

 

De todos tus juegos, ¿Cuál es el que más te ha costado “crear” y por qué?

No sabría decir. Por mi experiencia personal, cuando un prototipo me cuesta mucho en su desarrollo o da muchos problemas (añadir capas, quitar capas, cambiar componentes, modificar reglas…) no suele llevarme a buen puerto. De hecho, es duro pero hay que saber “rendirse” y guardarlos en un cajón.

¿Quién sabe si en un futuro no lo retomarás con una mayor experiencia y otro punto de vista distinto que ayude a su publicación? Los prototipos que acaban convirtiéndose en juegos publicados suelen ser los que he desarrollado de una forma muy fluida y natural, es decir, tienes la sensación de que el propio juego te va diciendo qué camino seguir para dejarlo “redondo”.

Trabajas como maestro, acabas de ser padre hace no mucho y tienes varios juegos pendientes de publicar con otras editoriales. ¿De dónde sacas tantas ideas? y sobre todo… ¿de dónde sacas el tiempo entre trabajo, biberón y pañales?

Siempre he sido muy creativo y tengo ideas constantemente rondando por mi cabeza. De esas, solo hay unas pocas que realmente sirvan para crear algo interesante, por ello hay que hacer una importante labor de filtrado.

En cuanto al tiempo, creo que siempre hay tiempo para todo, sobre todo si es algo que nos apasiona. No soporto la típica frase de “Estoy hasta arriba, no tengo tiempo para nada.” Yo también estoy hasta arriba (no lo podéis imaginar), y fíjate, puedo hacer las cosas que me gustan. Es cierto que he sido padre, y muy contento con el peque, ¡claro está! Sin embargo, como digo, hay tiempo para todo, solo es cuestión de programarse bien. En mi caso, las claves son: constancia y perseverancia.

 

Estoy embarcado en un proyecto televisivo muy importante junto a Miguel Bustillo

 

¿Qué otros proyectos tienes en mente para los próximos años?

Además de los juegos firmados para 2021, estoy embarcado en un proyecto televisivo muy importante junto a Miguel Bustillo, otro autor de Ludo. ¡Por el momento no puedo revelar nada más! En cuanto a juegos de mesa, tengo varios prototipos en desarrollo. El que ya está cerrado es Saqqara, un juego bellísimo ambientado en una famosa necrópolis de Egipto, que mezcla Candy Crush con Azul, y algunas mecánicas originales. Estoy muy ilusionado con este proyecto porque funciona muy bien para cualquier perfil de jugador y está gustando mucho a la gente que lo ha jugado.

¿Te ha influido de alguna forma la situación de pandemia que estamos viviendo a la hora de crear juegos? Durante el confinamiento ¿has dedicado más tiempo a jugar o a trabajar en nuevos juegos?

Realmente sigo trabajando de la misma forma. Cuando tengo algo interesante que enseñar, lo llevo a testear en la asociación de la que soy miembro, Caballeros Templados. Esto habiendo pasado previamente por testeos con amigos y familia, ¡que ya me temen! Me encanta jugar en una mesa, no me gusta mucho el tema digital y no lo domino. Tengo que aclarar que respetamos, por supuesto, todas las medidas de seguridad cuando nos juntamos para probar los prototipos en cualquier lugar que sea

Nos gustaría conocer cómo ves la evolución del juego español y del propio sector de los juegos de mesa. ¿Podrías resumir la misma en una frase?

Tenemos muchísimas cosas interesantes que aportar, además de que hay un crecimiento exponencial de jugadores.

¿Cuáles crees que son los nuevos retos para la comunidad del juego español ante los próximos años?

Al hilo de la anterior pregunta, y respondiendo a esta, pienso que aquí se pueden desarrollar juegos muy atractivos en los que puedan fijarse otros países. Es importante que el juego de mesa español se empiece a valorar más a sí mismo y que el resto del mundo pueda hacerlo también.

Y ya para terminar. ¿Eres de los que usan la maldición en Magus Novatus para simplemente quitarte pociones inútiles o prefieres intentar a toda costa endosarla a otro jugador para intentar fastidiarlo?

Esta es fácil: ¡siempre el fastidio!